Make your own free website on Tripod.com

 
 


Otros nombres comunes: ibirá-pepé o ybirá-pepé.

Es un árbol imponente de 15 a 30 m de altura, con un diámetro de 85 cm, el cual se divide en varias columnas verticales. El fo-llaje es verde oscuro brillante, perenne y abundante.
El tronco del alecrín se caracteriza por poseer en la base y hasta una altura de 1 a 1,5 m unas salientes y depresiones alternadas, a modo de refuerzos o costillas, llamadas "pencas",articuladas con las raíces tabulares de la planta, por lo cual la base del tronco presenta un contorno irregular y lobulado.
Es oriundo de las selvas subtropicales de América del Sur, encontrándose en la Argentina en Misiones, norte de Corrientes y Santa Fe, oriente de Chaco y Formosa. Algunos ejemplares se cultivan en Buenos Aires.
Sus hojas son compuestas , de 5 a 16 cm de largo, pecíolo corto, raquis acanalado que sostiene de 10 a 28 pares de folíolos sésiles, alternos u opuestos, oblongo-lineales, rectos o algo encorvados, lustrosos, con algunos dientecillos en el borde y el ápice, de 10 a 28 mm de largo por 5 a 7 mm de ancho. Las hojas se hacen más pró-ximas al acercarse al extremo de tallo.
Las flores son verde-amarillentas, agrupadas en breves racimos axilares. El cáliz en forma de copa, de margen casi truncado, provisto de 5 a 8 dientecillos. La corola está provista de 5 pétalos muy reducidos, libres y caducos, de 10 a 12 estambres libres con filamento glabro.
Los frutos son globosos y ovalados, de color verde y consistencia carnosa, de hasta 3 cm de diámetro, que aloja de 1 a 3 semillas gruesas, exalbuminadas, de cotiledones soldados.
La corteza es lisa, escamada, de tono gris oscuro.
El alecrín tiene madera dura y pesada, con aplicaciones en carpintería, carretería y en la fabricación de carbón. Contiene cianoglucósicos en sus hojas y simientes.

 


 

La historia del descubrimiento del Ginkgo es tan emocionante como los relatos de Marco Polo. En el año 1690, el médico alemán Engelbert Kaempfer viajó durante dos años por el Japón. Buscando plantas medicinales llegó a Edo, el actual Tokio, las plantas que había recogido las plantó en su jardín botánico, en una isla creada artificialmente y situada frente a Nagasaki Entre las plantas recolectadas, también se encontraba un Ginkgo biloba.
De vuelta a Lemgo, en Westfalia, se dedicó a escribir sobre la historia del Japón, ilustrando el libro con dibujos de plantas.
Quince años después de su muerte, en 1716, su libro había sido traducido al inglés, francés y holandés. Las nueces de Ginkgo llegaron con un barco hasta Holanda y ya en 1730 los jardineros del jardín botánico de Utrecht comenzaron a multiplicarlo por esqueje.
A mediados del siglo XIX, los científicos encontraron restos de Ginkgo en fósiles de piedra con una antigüedad de 225 millones de años. Mientras todas las demás plantas prehistóricas evolucionaban o desaparecían, el Ginkgo permaneció casi inalterable. Darwin lo llamó en 1859 "Fósil viviente" Tanto en Japón como en China son escasos los ejemplares que se encuentran en plena naturaleza. Es mas frecuente encontrar ejemplares solitarios, de hasta 40 m de altura, junto a parques y templos, donde los sacerdotes los protegen de su extinción. Sus hojas son utilizadas desde hace más de dos mil años en mezclas medicinales.
Desde comienzos de siglo es utilizado como árbol urbano, por su resistencia a la contaminación de industrias y vehículos. En Tokio y Nueva York es el árbol más plantado en las calles. Las empresas farmacéuticas lo utilizan como productor de sustancias que facilitan la circulación sanguínea.

 


 

El azafrán es un condimento muy apre-ciado, cuyo cultivo, recolección y acondicionamiento, requieren grandes cuidados. Se utilizan los tres estigmas y partes de la flor de Crocus sativus y se requieren 150.000 flores para lograr un kilo de azafrán.

 
Visite ediciones anteriores:

 




| Qué es un JB | en Bahía Blanca | Informacion | Comisión Directiva | Actividades |
| Conozca al Jardín | Listado de especies | Gacetilla| Foro |

contactenos